Project Description

Este año El Candil de María celebra 20 años de conversión, de subida al monte, de seguir el hilo que Dios comenzó a soltar en la gran madeja de la vida, para que fuera tomado y estirado, y se fuera destejiendo su plan perfecto entre los acontecimientos cotidianos de la vida.

En este 20º Aniversario sabéis que estamos grabando los Misterios Dolorosos del Rosario, pues fue con esa espada de Dolor por la humanidad con la que ascendímos al monte de la Palabra, a seguir indagando la profundidad de una vida que late constantemente entrelíneas.

Os dejamos un extracto del Libro “Misterio de María” que tanto mencionamos en esta web porque nos ayuda y alimenta muchísimo. Deseamos que estas palabras del P. Marie-Dominique Philippe aniden en vuestro corazón.

“Una madre tiene el derecho, que ninguna autoridad humana puede quitarle, de ser toda para su Hijo moribundo; sabiendo muy bien que solamente ella puede ayudarle en éste último momento de su vida humana. Es necesario que María, que es una madre pobre que ha renunciado a todos sus derechos de madre para no ejercerlos más que bajo la moción del Espíritu Santo, experimente esta última pobreza en su corazón de madre, la más profunda de todas.
Es necesario que acepte estar privada de este privilegio de madre, de estar exclusivamente atenta al último suspiro, a los últimos gestos, a las últimas palabras de su Hijo. Es su Hijo como Sacerdote quién le da esta orden. En el misterio del hallazgo en el Templo, Jesús con todo el resplandor de sus doce años, le pedía ver al Padre y encontrarlo junto al Padre. Aquí, Jesús crucificado, Jesús que va a dejarla, le pide ver a Juan, el discípulo amado, y encontrarlo en el corazón de Juan. En un acto de fe muy puro, María se adhiere a esta Palabara sin hacer comparación alguna entre Jesús y Juan.”
(P. Marie-Dominique Philippe)

2019

 

Somos sabedores de que Dios cumple su promesa, ya que en su Palabra nos dijo: “Os aseguro que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está  en los cielos.” (Mateo 18, 19). Así es que, fieles a lo que Él nos enseñó, acudiremos a la Virgen del Rosario para que por su intercesión podamos ver como lo que parecía imposible se hace posible a través de los lazos amorosos de nuestra Madre. Nos unimos a la iniciativa de nuestros hermanos polacos que realizarán una cadena a lo largo de toda la frontera del país para pedir la protección de la Virgen y así honrar a María en su fiesta.

Recordaros también el próximo 13 de octubre se clausurará el Centenario de las Apariciones de Fátima y despediremos este año tan cargado de bendiciones, de aprendizajes, de momentos históricos….. Damos gracias a Dios y a la Virgen porque siguen teniendo Misericordia con nosotros, porque siguen saliendo a nuestro encuentro, porque vienen a buscarnos cuando nos perdemos, porque nos recuerdan que es SU tiempo, es el tiempo de la GRACIA.

¡¡Pasad un feliz día de la Virgen del Rosario!!

Historia de esta Fiesta, ¿cuál es su origen en que se celebre este día 7 de Octubre?

Allá por el siglo XVI, los musulmanes tenían el control del Mar Mediterráneo y preparaban la invasión de la Europa Cristiana. Los reyes católicos de Europa estaban divididos y no se daban  cuenta del peligro inminente que les acechaba. El Santo Padre Pio V, consciente de que para Dios no hay nada imposible, y sobre todo si es por intercesión de la Santísima Virgen, pidió  a todo los cristianos que rezasen el Santo Rosario.

El 7 de octubre de 1571 se encontraron las dos flotas, la cristiana y la musulmana, en el Golfo de Corinto, cerca de la ciudad griega de Lepanto. La flota cristiana, compuesta por soldados de los Estados Papales, de  Génova, Venecia y España y comandada por Don Juan de Austria, entró en batalla contra un adversario superior en número y buques de guerra. Se iba a decidir  el rumbo de la Europa cristiana. Antes del ataque, las tropas cristianas rezaron el Santo Rosario con mucha devoción. La batalla de Lepanto duró hasta altas horas de la noche pero, finalmente, los cristianos se hicieron con la victoria.

Desde un principio se atribuyó el triunfo cristiano a la intercesión de la Santísima Virgen. Por esto y como muestra de agradecimiento, el Papa Pío V instituyó la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias  y agregó a las Letanía de la Virgen el título de “Auxilio de los Cristianos”. En 1573, el Papa Gregorio III cambió el nombre de la fiesta, y se pasó a llamar Nuestra Señora del Rosario. En 1716, el Papa Clemente XI extendió la fiesta del Santo Rosario a toda la Iglesia de Occidente.

El Papa Benedicto XIII la introdujo en el Breviario Romano y San Pío X la fijó en el 7 de Octubre y afirmó: “Dénme un ejército que rece el Rosario y vencerá al mundo”

Después de haber hecho memoria del origen de esta festividad, y siguiendo el Espíritu que inspiró  al Papa Pío V, queremos unirnos a la propuesta del rezo del Rosario por la Unidad de España y por el Triunfo del Corazón de María sobre nuestro país. Es mucha la gente que durante todo el día de hoy respaldará esta iniciativa espiritual para contribuir a que ésta situación tan convulsa por la que estamos pasando sea transformada.

Nuestra Señora del Rosario o Virgen del Rosario es una advocación mariana venerada en la Iglesia católica, quien celebra el 7 de octubre la fiesta de la Bienaventurada Virgen María del Santísimo Rosario.

Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres; además, le ofreció diferentes promesas referentes al rosario.

Como anécdotas, tanto la Virgen de Lourdes en su aparición de 1858 como la de Fátima en 1917 pidieron a sus aparecidos que rezasen el rosario. Gran parte de los papas del siglo XX fueron muy devotos de esta advocación, y Juan Pablo II manifestó en 1978 que el rosario era su oración preferida.

Llamamos Señora Nuestra del Rosario a la Santísima Virgen María recordándola los fieles en los momentos fundamentales de su vida como: elegida del Padre, madre de Jesús, corredentora nuestra en su acompañamiento a la vida y muerte de Jesús y, exaltada a la gloria del cielo, como madre y reina.

 

En la historia de la Iglesia y de la espiritualidad cristiana, el Rosario ha sido pieza muy importante, porque llevaba a las almas al encuentro con Cristo y con su Madre a través de los misterios que señalan las etapas de nuestra salvación.

Esto es un bien eclesial. Celebrémoslo. Cuando en nuestra soledad, familia o reflexión cristiana, queramos hacer invocación a María, suplicándole su presencia e iluminación amorosa, reproduzcamos y recitemos alguna escena del Rosario, con María en Jesús.

El Candil de María ha celebrado la Víspera de la FESTIVIDAD DE NTRA. SRA. DEL ROSARIO, 6 de Octubre, desde la Basílica de la Milagrosa en Madrid con una Vigilia Mariana donde hemos orado con el Rosario en Ora[c]ción en clave contemplativa, con textos bíblicos y envuelto en la música de los “Tres Cauces”.

Celebramos hoy, 7 de Octubre, desde la Parroquia de Santo Domingo y junto a la Cofradia del Rosario de Burgos, la FIESTA DE  NTRA. SRA. DEL ROSARIO con el Rosario en Ora[c]ción donde a las 18.30h. rezaremos con los Misterios más centrados en María desde esta clave contemplativa, con meditaciones y la música de los “Tres Cauces”. A continuación celebraremos la Eucaristía.

 

 


Suscríbete y estarás informad@ de las últimas noticias sobre los Días de María

Nombre

Correo electrónico