Project Description

Todas nosotras experimentamos en lo concreto lo difícil que es imitar a María. Temores, perplejidades, dudas, turbaciones, y hasta tentaciones de escabullirnos más o menos abiertamente, pueden sorprendernos a lo largo del camino, provocando paradas o desbandadas. Y es una vez más la Virgen de Nazaret quien nos da la indicación justa para superar las dificultades y para superarnos: interpelar al Señor y abrirnos a la intervención divina. Consintiendo en ponernos a la escucha de la Palabra, y poniendo la máxima atención y docilidad a la voz del Espíritu, crearemos las condiciones para abrirnos al poder del Altísimo, para el cual nada es imposible. Ni siquiera la empresa de transformar nuestra pobreza existencial en un auténtico seguimiento, fiel y audaz, de Cristo

 

Toda la vida de María, desde el comienzo hasta el final, estuvo marcada por la fidelidad al «Sí» pronunciado en Nazaret, cuando aceptó entrar en el proyecto de Dios entregándose totalmente a su voluntad. Un «Sí» que se hizo ejemplo y estímulo para todo cristiano, llamados como ella a vivir en la luz del designio de amor de Dios. […] …su «heme aquí» está marcado por el gozo y la entrega incondicional a Dios. No es simple aceptación. Y menos todavía resignación. Al contrario: es un deseo gozoso de colaborar en lo que Dios  ha pensado para ella, expresado en la alegría del abandono total a su Señor…su consentimiento la acompañará para toda la vida, también en momentos de dolor y de oscuridad. Con su «Sí» se convirtió en la perfecta aliada de Dios.

                                                                                                                             Emanuela Maria della Trinità

                                                                                                                             Marino Gobbin

El pasado Año 2018 lo celebramos así, la Fiesta de la Anunciación se trasladó al 6 de Abril

Santa Clara también lo experimentó así uniéndose en este día 25 de Marzo, Domingo de Ramos (este año 2018), en una noche, escapando de su casa para consagrarse a Dios de la mano de San Francisco de Asís y sus hermanos, en este pequeño lugar, llamado «La Porciúncula». Este año, día de la Anunciación nuevamente al ser domingo, vuelve a trasladarse esta Fiesta de La Anunciación a este lunes 26 de Marzo, pero al ser LUNES SANTO se traslada al 9 de Abril y queremos celebrarlo de nuevo volviendo a «La Porciúncula», como signo plural de todas esas mujeres y hombres que siguen dando su consentimiento y exclaman: “heme aquí”, mujeres y hombres del Sí! Hágase!

“Ama del todo a Aquél que del todo se entregó por tu amor”

Santa Clara de Asís

En este día de la Anunciación, 25 de Marzo, el Candil de María, este año, ha querido poner el acento en las palabras de San Francisco de Asís hacia la que es Madre de Jesús. ¿Y por que, os preguntaréis algunos? Pues porque en un día como hoy, se inició la construcción de la Basílica de Santa María de Los Ángeles que acoge como una joya a la Porciúncula, lugar donde comenzó la Misión Franciscana. Pero además, porque este año el equipo ha viajado a Asís, para preparar un trabajomusical dedicado a él, y sobre todo, para unirse a la celebración de los 800 años en que S. Francisco tuvo un encuentro maravilloso en la Porciúncula, con Jesús y María, dando como resultado el llamado «Perdón de Asís».

Os dejamos con las palabras de  Kajestan Esser, o.f.m. sobre el aspecto mariano de la espiritualidad de San Francisco

San Francisco en el Saludo a la bienaventurada Virgen María celebra esta verdadera y real maternidad con frases siempre nuevas, dirigiéndose a ella de un modo exquisitamente concreto y expresivo, llamándola: «palacio de Dios», «tabernáculo de Dios», «casa de Dios», «vestidura de Dios», «esclava de Dios», «Madre de Dios»

Con alabanza desbordante de alegría, Francisco da gracias al Padre celestial por el don de la maternidad divina concedido a María. Este es el primero y más importante motivo de su devoción mariana: «Escuchad, hermanos míos; si la bienaventurada Virgen es tan honrada, como es justo, porque lo llevó en su santísimo seno…» (CtaO 21). En aquella época campeaba por sus respetos la herejía cátara, que, aferrada a su principio dualista, explicaba la encarnación del Hijo de Dios en sentido docetista y, por consiguiente, anulaba la participación de María en la obra de la salvación.

Para manifestar su oposición a la herejía, Francisco, devoto de María, no se cansaba de proclamar, con extrema claridad, la verdad de la maternidad divina real de María: «Este Verbo del Padre, tan digno, tan santo y glorioso, anunciándolo el santo ángel Gabriel, fue enviado por el mismo altísimo Padre desde el cielo al seno de la santa y gloriosa Virgen María, y en él recibió la carne verdadera de nuestra humanidad y fragilidad»

Año 2017

El pasado Año 2016, lo celebramos así:

La Fiesta de la Anunciación, normalmente la celebramos cada año el 25 de Marzo, pero este año, al coincidir con la Semana Santa, concretamente, el Viernes Santo, se trasladó al día de hoy, 4 de Abril. A veces sucede con esta Fiesta, que es movible.

El movimiento es otra de las cualidades del Espíritu Santo y de María, que siempre anda a la escucha, y así en este día, María en su tiempo, fue visitada por el Ángel Gabriel. Hoy hemos querido recoger esa visita no desde la fuente litúrgica, como hacemos en otras entradas de las festividades de María, sino desde la fuente poética, de la mano de José Luis Martín Descalzo, sacerdote, escritor y periodista que tal vez muchas y muchos conocéis.

EL DIA DEL ANGEL

“Y, cuando menos lo esperaba, ocurrió. Y todo Fue tan sencillo

Que no hay nada que decir ni contar. Era, sí, el mediodía.

El cielo estaba tenso como un mar sin orillas, Y no es que el aire fuera transparente,

Es que era todo él como el interior de un lirio. Y yo estaba allí,

Suspendida en la luz, sostenida por la mano de Aquel a quien rezaba.

¿Rezar? ¡Ah, qué simple!. Bastaba con respirar para hablarle,

El correr de los ríos de mi sangre era un salmo, Y el corazón, latiendo, sonaba como los timbales

Del templo de Jerusalén. Y todo sin prodigios, como maduran las frutas en los árboles.

Y él vino entonces. No sé muy bien si estuvo fuera o sólo lo vi dentro.

Sé que estuvo. Y oí su voz como se escucha el viento.

¿Cómo era?, decís. ¿Y yo que sé?. No hay puntos de comparación.

No era un hombre, era más. ¿Era una fruta que al mismo tiempo es pájaro?

No, era más, era más. ¿Era un atardecer en el que estuvieran, además, todas

las estrellas? No, era más, era más. ¿Era un relámpago vestido de sumo sacerdote?

Era más, mucho más. Era la suma de las sumas,

El mensajero de la multiplicación, de las multiplicaciones.

(José Luis Martín Descalzo-“Apócrifo de María”).

En este día de la Fiesta de la Anunciación viene celebrándose desde hace años, la Jornada Por la Vida.

Este año bajo el lema «Cuidar la Vida, Sembrar Esperanza». En esta semana se realizan numerosas actividades con este motivo.

El Candil de María y musicos del Candil de María,  participarán el próximo:

Sábado 9 de Abril
 Eucaristía y Vigilia de 18h. a 20h.

Real Colegiata de San Isidro (c/ Toledo 37), presidida por Mons. D. Carlos Osoro. MADRID


Suscríbete y estarás informad@ de las últimas noticias sobre los Días de María

Nombre

Correo electrónico